La primera visita al ginecólogo es, precisamente, cuando sabes que estás embarazada (con la ayuda de un aprueba o reconociendo los síntomas).

 

Esa cita será el inicio del control de tu embarazo y es donde vas a comenzar a despejar distintas dudas: ¿cuándo nace el bebé?, ¿qué puedo tomar y qué no?, ¿cuáles son algunos síntomas negativos durante la gestación?, etc.

 

Aquí te compartimos los temas más importantes a preguntar:

 

El peso. Recuerda que irás subiendo de peso de manera progresiva y, en promedio, una mujer gana entre 9 y 12 kilo en total. Pregunta cuál es el estimado para tu complexión, no olvides que cada persona es distinta.

 

El ejercicio. A quien suele decir que ya no debes hacer nada de ejercicio, algo que está mal. Se recomienda no dejar de hacer ejercicio, pero conforme avance el embarazo debe ser con menor esfuerzo. Puedes hacer caminata natación.

 

Los medicamentos. Claro que durante el embarazo se deben tomar medicamente y suplementos pero sólo los recetados por el ginecólogo de cabecera.

 

Relaciones sexuales. No es peligroso mantener intimidad con tu pareja. Puedes personas llegan a tenerlo hasta el final del embarazo sin riesgo alguno, eso sí, siempre es mejor consultarlo con el médico para evitar alguna contradicción.

 

Momento del parto. Al final del embarazo, las mujeres tienen dolores más constantes y síntomas. Recuerda que la fecha de nacimiento nunca es exacta así que sí crees que vas a dar a luz no hay nada mejor que acudir al hospital.

 

Cesárea. Durante las visitas al ginecólogo irás conociendo sobre el progreso del embarazo. Serás las radiografías las que determinen sí es necesaria una cesárea. No olvides que también puedes solicitar ese método para tu parto, pero todo lo determinará el ginecólogo tras estudios.

 

Fuente: mujerhoy.com